Kampal

Quiénes somos

Kampal nace como Spin-off de la Universidad de Zaragoza, concretamente, del Instituto BIFI donde la unión de expertos en física junto con ingenieros en informática ha dado como resultado una empresa innovadora que aplica técnicas de sistemas complejos para resolver problemas que hasta ahora nunca se habían utilizado.

La pasión de su equipo de trabajo por las nuevas tecnologías hacen que la empresa también esté al orden del día en desarrollo de aplicaciones web y móviles, utilizando siempre las herramientas más punteras disponibles.

Somos un equipo mixto de ingeniería, física y matemática con décadas de experiencia en la ejecución de soluciones propias y adaptadas a la necesidad del cliente, cubriendo tanto la programación como la organización del software y hardware.

Hemos heredado de nuestras actividades científicas la experiencia en el análisis de redes complejas y en métricas propias de las estructuras de red, que empleamos en alguno de nuestros productos. En la búsqueda de soluciones podemos complementar la estadística clásica con el modelado basado en interpretaciones físicas.

Esta flexibilidad se extiende al nivel de las estructuras de datos, donde estamos acostumbrados a trabajar y organizar fuentes de datos muy diversas tanto en contenido como en estructura.

Nuestro personal abarca lenguajes y entornos de programación en diferentes niveles de abstracción -C, Scala o Python- y está habituado a trabajar en plataformas diversas con un amplio rango de arquitecturas: máquinas de propósito específico, nubes de ordenadores – sea en openstack o de AWS-, clusters de cálculo intensivo, etc.

En las soluciones que hemos realizado recientemente hemos pivotado sobre recursos open source con las consiguientes ventajas de compatibilidad tanto con despliegues comerciales (por ejemplo, hosting en Amazon o en nubes corporativas) como con la experiencia de nuestros partners. Así, los desarrollos de páginas web han venido basados en frameworks como Django sobre bases de datos Postgresql en el lado clásico o ElasticSearch en la parte NoSQL.

Los trabajos de analítica de datos utilizan C o lenguajes compilados solo cuando se hace necesario en algún proceso de alto consumo o una visualización especialmente complicada, pero basamos gran parte en kits científicos de Python o otros entornos de alto nivel. Cuando es necesario el procesado de grandes cantidades de datos estamos optando por arquitecturas como Spark, y recientemente también los modelos de Machine Learning los hemos ido adaptando a sistemas distribuidos escalables, como Tensorflow, normalmente ejecutándose en nuestra propia nube pero con portabilidad general.

De cara al cliente, somos conscientes de su necesidad no solo de tener los datos y analizarlos sino de tener además una presentación legible y que se adapte a su objetivo. Por ello tendemos a incorporar en nuestros productos herramientas de visualización (geográfica, redes, estadística) y navegación adaptadas y personalizadas para cada caso, y a responder al feedback refinándolas en sucesivas iteraciones del producto.

Colaboramos estrechamente con el Premio Nobel de Física de 2021, Giorgio Parisi, profesor de la Universidad de Roma “La Sapienza”. Juntos contribuimos a la aplicación de la física en campos tan diversos como la biología o la de optimización informática.

En colaboración con el Dr. Parisi y su equipo, así como con las Universidades de Extremadura y Complutense de Madrid, desde 1986 hemos desarrollado estudios de materiales complejos como los Spin Glasses y campos magnéticos aleatorios, simulaciones de Monte Carlo, algoritmos de optimización y redes, computación paralela, interacciones nucleares, y proyectos de superordenadores como Janus.

Parisi y sus colaboradores resolvieron uno de los problemas abiertos más antiguos de la física teórica: el mecanismo por el cual un vidrio puede comportarse como un sólido. De la estrecha colaboración para estudiar los vidrios de spin y desarrollar un ordenador dedicado de altas prestaciones nació el superordenador SUE (Spin Update Engine), al que siguieron otros mejores y más potentes, que pasaron a ser llamados Janus.

Con este espíritu, Kampal aúna la ciencia y la tecnología para ofrecer al mercado las soluciones inteligentes más avanzadas para aplicar a la cadena de valor.”